Fabiola Molina, fisioterapeuta clínico y especialista en Neuromodulación No Invasiva NESA®: «Una mala calidad del sueño prolongada en el tiempo puede acelerar el deterioro cognitivo»

Mala calidad del sueño: Impacto en las funciones cognitivas

NESA WORLD® sigue generando noticias y sigue presentando su tecnología médica avanzada en los congresos más punteros.

56ª Semana de la Medicina de Baden-Baden

En esta ocasión, nos adentramos en la 56ª Semana de la Medicina de Baden-Baden (Alemania). Un congreso que va a tener lugar del 1 al 5 de noviembre de 2023 en la ciudad alemana y en el que NESA WORLD® estará presente como empresa líder en tecnología médica avanzada de neuromodulación no invasiva. Se trata de un evento emblemático que reúne a líderes y expertos de la medicina complementaria de todo el mundo. Un congreso anual donde se dan cita profesionales de la salud que exploran nuevos horizontes y debaten temas médicos cruciales para el bienestar de las personas. El objetivo es profundizar en los avances más recientes y en las perspectivas más prometedoras que están transformando la manera en la que abordamos diferentes patologías sanitarias.

Además de contar con un stand para dar a conocer nuestro sistema de microcorrientes XSIGNAL®, capaz de modular el sistema nervioso autónomo de una manera no invasiva, la profesora Fabiola Molina, fisioterapeuta clínico, máster en Neurociencia Clínica y Experimental y especialista en Neuromodulación No Invasiva NESA®, ofrecerá una interesante conferencia dentro de la Semana de la Medicina de Baden-Baden. Una ponencia prevista para el jueves, 2 de noviembre, y cuyo título es Calidad del sueño y demencia: Una nueva frontera en el tratamiento del sistema nervioso autónomo.

Fabiola Molina, especialista en Neuromodulación No Invasiva NESA®

En la antesala de su exposición, hemos podido charlar con ella acerca de este tema tan de actualidad. Una conversación de valor que compartimos ahora contigo y que esperamos te resulte de interés.

Fabiola Molina, bienvenida al blog de NESA® y gracias por atendernos.

Gracias a vosotras por el interés.

Relación entre la mala calidad del sueño y la demencia

Su ponencia en Baden-Baden versará sobre la calidad del sueño y la demencia, ¿cómo se relaciona la calidad del sueño con la demencia y cómo afecta esa calidad a las funciones cognitivas?

En los últimos años, la evidencia científica se ha plagado de artículos e investigaciones que relacionan la importancia de una buena calidad del sueño con prácticamente cualquier patología o disfunción: diabetes, dolores crónicos, problemas reumatológicos, rendimiento deportivo, problemas neurológicos, del neurodesarrollo o, como en el caso que nos ocupa ahora, problemas cognitivos degenerativos como la demencia y el Alzheimer. En la mayoría de las ocasiones, la enfermedad no surge como desencadenante de una única disfunción, sino como el resultante de una serie de fallos. En el caso de la demencia, cada año se descubren nuevas relaciones, y una de ellas es la mala calidad del sueño. Se sabe que cuando dormimos nuestro cerebro se deshace de numerosas sustancias tóxicas que se acumulan durante la actividad diaria. Este mantenimiento lo realiza el sistema glinfático en el cerebro, recientemente descubierto y aun en proceso de investigación. Una mala calidad del sueño va en detrimento de este proceso. Imagínate un adulto de mediana edad que duerma mal una sola noche. Al día siguiente notará una disminución de sus reflejos, de su creatividad, de su habilidad resolutiva y, seguramente, estará más irritable ante cualquier dificultad. Si esta situación no se diera solo en una noche, sino en varias, y durante semanas o incluso meses, estaríamos hablando de un factor que puede acelerar el deterioro cognitivo.

Síntomas de mala calidad del sueño

¿Cuáles son los síntomas de una mala calidad del sueño que podemos observar en nuestros seres queridos?

Muchas personas poseen una mala calidad del sueño porque no tienen unos hábitos adecuados a la hora de irse a dormir, lo que se llama tener una buena higiene del sueño. Si la persona toma estimulantes como café o similares a última hora de la tarde, se acuesta tarde viendo el móvil o la serie de Netflix de moda, está acostumbrada a cenas copiosas, tiene mucho estrés y no realiza ningún ejercicio durante la semana… entonces es normal que su calidad del sueño esté alterada. En cambio, si se cuida, y aun así tarda más de 1 hora en dormirse, o tiene varios despertares durante la noche en los cuales le cuesta volver a coger el sueño, y se levanta cansado por la mañana, como si no hubiera dormido, aunque su sensación sea que sí, en estos casos debemos plantearnos que podemos estar ante un caso de disfunción del sueño. Estas situaciones, si se mantienen durante años, pueden ser uno de los muchos factores desencadenantes que convergen en estos tipos de deterioros cognitivos como son la demencia o incluso el Alzheimer.  A partir de aquí hay trastornos del sueño más graves, más patológicos, como el síndrome de piernas inquietas o el propio insomnio, que, por supuesto, va a perjudicar mucho el mantenimiento de la calidad de vida.

Abordaje no farmacológico

¿Por qué es importante abordar las alteraciones del sueño de manera no farmacológica en personas con demencia?

Tanto en personas con demencia, como sin demencia, hay que entender que los fármacos que se administran para mejorar la calidad del sueño están diseñados para utilizarse en un periodo determinado de tiempo, que en la mayoría de los casos no pasa de 2 o 3 meses. En cambio, dada la falta de estrategias, nos encontramos con una gran parte de la población dependiente de estos métodos, por años. Existen motivos para que el tiempo recomendado esté acotado. El primero son los efectos secundarios de estas sustancias que no se eliminan por completo y generan dependencia. El segundo es que no existen estudios que nos muestren qué pasa en estas personas a largo plazo. En el siglo XXI, donde nos encontramos ya, es importante encontrar estrategias que ataquen el problema de raíz. Debemos explicar muy bien a la población cuáles son las repercusiones de tomar medicación por encima del tiempo establecido y cómo la higiene del sueño debe ser la primera opción. Es necesario generar estrategias preventivas como medida prioritaria. En el caso del paciente con demencia, los resultados de los estudios sobre la administración de fármacos varían tanto, que no hay datos concluyentes para hablar ni en contra ni a favor.  Hoy por hoy, en 2023, el tratamiento que ha demostrado ser más efectivo para mejorar el sueño en la población con demencia es el ejercicio terapéutico.

Fabiola Molina, fisioterapéuta clínico, ofreciendo una charla sobre Neuromodulación No Invasiva NESA®

Consejos para mejorar la calidad del sueño

¿Qué consejos o estrategias se podrían ofrecer para mejorar la calidad del sueño de manera natural y segura en personas mayores o en riesgo de demencia?

Sin duda, como comentaba en la anterior pregunta, el ejercicio terapéutico, junto con un mínimo de hábitos saludables, se posiciona en el top de estrategias acertadas a la hora de mejorar la calidad del sueño y la calidad de vida de las personas mayores, con o sin riesgo de demencia. En este sentido existen investigaciones recientes que abordan este tema e intentan buscar soluciones. La Dra. Esther Teruel, de la Universidad de Murcia, en colaboración con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, terminó recientemente un estudio que aún está en fase de publicación. Ella quiso comprobar qué método podía generar más beneficios a la hora de abordar problemas de sueño, por lo que comparó 3 grupos. Un grupo a los que se les incitó a tener una buena higiene del sueño, con conductas saludables y establecidas para tal fin. Otro grupo que realizó durante 3 meses ejercicio terapéutico, como hemos dicho, la estrategia más afianzada. Por último, un tercer grupo que quiso comparar con electroterapia. Pero no eligió una electroterapia convencional, sino la Neuromodulación No Invasiva NESA®, que está indicada para mejorar los trastornos del sueño. Durante 3 meses se realizaron los tratamientos con los 3 grupos y también se evaluó cómo evolucionaron esos mismos pacientes una vez finalizado el tratamiento, a los 2 meses y 4 meses de haber terminado con las sesiones tanto de ejercicio como de neuromodulación. Los resultados fueron sorprendentes, porque a pesar de que aún no existe una amplia evidencia de la Neuromodulación No Invasiva NESA®, esta igualó al ejercicio terapéutico en todos los aspectos.

Comparación entre ejercicio terapeútico y neuromodulación

¿Hubo diferencias clave entre el grupo que recibió ejercicios terapéuticos y el grupo que se sometió a la Neuromodulación No Invasiva NESA® en términos de mejora de la calidad del sueño y la función cognitiva?

Como digo, los resultados fueron sorprendentes porque es difícil igualar al tratamiento estrella de una condición, como puede ser el sueño. Teniendo en cuenta la muestra de 30 personas, hubo diferencias significativas entre el grupo control, al que se le dieron las pautas de higiene del sueño, y los otros dos grupos. Tanto el grupo de ejercicio como el de neuromodulación con microcorrientes NESA® mejoraron, dejando atrás al grupo control. Por otro lado, haciendo una comparativa entre estos dos grupos exitosos, se pudo apreciar mejora en la calidad de sueño similar en el momento de la intervención y una tendencia superior de la neuromodulación en el caso de la valoración de la función cognitiva. Aunque lo que más llama la atención de este último aspecto, en el caso de las microcorrientes, es que los efectos parecen seguir una mejor tendencia una vez han terminado con las sesiones los pacientes. Se necesitan más estudios, con muestras más grandes, para poder tener resultados concluyentes, pero la buena noticia es que esos estudios multicéntricos ya se están llevando a cabo.

Importancia de estudios multicéntricos

¿Por qué es relevante generar estudios multicéntricos para el tratamiento de la demencia?

Es importante generar estudios de calidad que abarquen el amplio rango de variables que predisponen la demencia. Para ello, necesitamos muestras grandes con registros de parámetros, de tipos de demencia y de circunstancias que nos hagan comprender cada vez mejor cómo podemos tratar a esta población, que tanto sufrimiento genera tanto a nivel personal como familiar. Cuanta más evidencia se genere, más fácil será que estas nuevas terapias se propaguen y sustituyan a otras estrategias que puedan estar ya, hoy por hoy, con los medios y el conocimiento del que se dispone, obsoletas.

Promoción del conocimiento

Ponencias como la que usted impartirá en la 56ª Semana de la Medicina, en Baden-Baden, contribuyen a promover el conocimiento acerca de un sueño saludable como prevención de posibles problemas cognitivos, especialmente en la vejez. Entendemos que todo suma, más si hablamos de innovación tecnológica en un campo como la medicina, ¿verdad?

Verdad, todo suma, y para nosotros, desde el laboratorio de electrofisiología de la ULPGC, la divulgación es uno de los medios más importantes, no solo para dar a conocer nuestro trabajo a otros sanitarios, sino también a nivel clínico. Nos parece fundamental poder ofrecer soluciones nuevas a pacientes que hasta ahora tenían limitadas las opciones. En consulta vemos día a día cómo podemos generar cambios en nuestros pacientes, vemos cómo mejora el sueño, cómo mejora el estrés a través de la modulación del sistema nervioso autónomo, y estamos trabajando para demostrar que esta tecnología tiene el potencial de abrir una nueva visión terapéutica en un futuro no muy lejano.

Fabiola Molina, gracias.

Muchas gracias a ustedes.

Fabiola Molina Cedrés es fisioterapeuta clínico, máster en Neurociencia Clínica y Experimental y CEO de Sapiens Fisioterapia en Tenerife. Además, es colaboradora del Laboratorio de Electrofisiología NESA®, en la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, y coordinadora del Departamento Clínico de NESA WORLD®.

Compártelo :

Más artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *