Diferencias entre Neuromodulación y Neuromodulación No Invasiva: Comprendiendo las Modalidades Terapéuticas

En el fascinante campo de la neurociencia, la neuromodulación y la neuromodulación no invasiva son términos que han ganado popularidad en los últimos años. Estas modalidades terapéuticas innovadoras ofrecen nuevas formas de influir en la actividad cerebral y mejorar la salud neurológica, pero ¿en qué se diferencian?

La neuromodulación se refiere a la capacidad de ajustar y regular la actividad del cerebro para tratar diversas afecciones neurológicas y psiquiátricas. En contraste, la neuromodulación no invasiva busca lograr los mismos efectos beneficiosos sin la necesidad de intervenciones quirúrgicas. Ambas modalidades comparten el objetivo de modular los circuitos cerebrales, pero su enfoque y métodos difieren significativamente.

En esta entrada de blog, exploraremos en detalle las diferencias principales, proporcionando ejemplos claros y comprensibles para ayudarte a entender estas emocionantes modalidades terapéuticas. 

Neuromodulación: Explorando la Modulación del Sistema Nervioso

La neuromodulación es una modalidad terapéutica que busca regular la actividad del sistema nervioso para tratar una amplia variedad de condiciones neurológicas y psiquiátricas. En este enfoque, se utilizan diferentes técnicas para influir en la actividad neuronal y modular los circuitos cerebrales. Uno de los métodos más conocidos de neuromodulación es la estimulación cerebral profunda, que implica la implantación quirúrgica de electrodos en regiones específicas del cerebro para administrar corrientes eléctricas y modular la actividad neuronal.

Es como afinar un instrumento musical. Imagina que el cerebro es un piano y los circuitos neuronales son las teclas que producen diferentes notas. En la neuromodulación, se utilizan técnicas como la estimulación cerebral profunda, que es como presionar directamente las teclas del piano para cambiar las notas y ajustar la melodía. Este método requiere una cirugía menor para implantar electrodos en áreas específicas del cerebro.


Neuromodulación No Invasiva: Innovación sin Cirugía

La neuromodulación no invasiva es una alternativa no quirúrgica que busca lograr los mismos efectos terapéuticos sin la necesidad de una intervención invasiva. En lugar de implantar electrodos, se utilizan diferentes tecnologías externas para estimular el cerebro o los nervios periféricos de forma no invasiva.

La neuromodulación no invasiva es como tocar un piano sin necesidad de abrirlo. En lugar de implantar electrodos, se utilizan técnicas externas para estimular el cerebro de forma segura y cómoda. Por ejemplo, la estimulación magnética transcraneal (EMT) es como tocar las teclas del piano con imanes. Se coloca una bobina sobre el cuero cabelludo que genera pulsos magnéticos para estimular áreas específicas del cerebro y ajustar su actividad.

Otra técnica de neuromodulación no invasiva es la estimulación transcraneal con corriente directa (ETCC). Es como pasar suavemente los dedos sobre las teclas del piano. Se colocan electrodos en el cuero cabelludo y se aplican corrientes eléctricas suaves para modular la excitabilidad neuronal y mejorar la función cerebral.

Estos enfoques no invasivos brindan a los pacientes la oportunidad de mejorar su salud neurológica sin someterse a una cirugía. Son como ajustar la afinación de un piano sin necesidad de abrirlo, permitiendo a las personas encontrar un equilibrio adecuado en su actividad cerebral y mejorar su bienestar.

neuromodulación

NESA WORLD® ha elegido la neuromodulación NO invasiva como su principal enfoque de tratamiento en lugar de la neuromodulación invasiva por varias razones. En primer lugar, es una técnica no invasiva, lo que significa que no requiere cirugía ni implantes. Esto la convierte en una opción más segura y cómoda para los pacientes. En segundo lugar, es más versátil que la invasiva. Se puede utilizar para tratar una variedad de condiciones, incluyendo dolor, trastornos del sueño, depresión, ansiedad, y más. En tercer lugar, es más efectiva que la invasiva. En ensayos clínicos, la neuromodulación NO invasiva ha demostrado ser tan efectiva como la IM para tratar el dolor, pero con menos efectos secundarios.

En general, la neuromodulación NO invasiva es una técnica más segura, cómoda y efectiva que la invasiva. Por estas razones, NESA WORLD® ha elegido esta técnica como su tratamiento principal. Para ello, NESA WORLD® ha creado un dispositivo neuromodulador no invasivo llamado NESA XSIGNAL® para tratar el dolor, los trastornos del sueño, el estrés y la ansiedad. El dispositivo utiliza microcorrientes eléctricas para estimular el sistema nervioso autónomo, lo que ayuda a mejorar la función nerviosa y a reducir la percepción del dolor. Si te gustaría saber más acerca de este dispositivo, te dejamos aquí una entrada en donde hablamos sobre sus características y beneficios.



En resumen, estas 2 terapias son enfoques terapéuticos que buscan influir en la actividad neuronal y modular los circuitos cerebrales. Mientras que la neuromodulación implica la implantación quirúrgica de electrodos, la neuromodulación no invasiva utiliza tecnologías externas para estimular el cerebro o los nervios periféricos sin cirugía. Ambas modalidades tienen como objetivo proporcionar tratamientos efectivos para una variedad de condiciones neurológicas y psiquiátricas, brindando a los pacientes opciones terapéuticas más amplias y adaptadas a sus necesidades.

Deja un comentario